Seleccionar página

Impacto de la servitización en la fabricación

Un 93% de los fabricantes consideran que la servitización tiene un impacto positivo en sus negocios.

 

Pero, ¿qué es exactamente la servitización? Estrechamente vinculada con la digitalización, la servitización ofrece a las empresas nuevas oportunidades para ampliar sus líneas de productos con servicios y soluciones novedosos. Estos incluyen interesantes complementos como la implementación, el mantenimiento, las actualizaciones y la vida útil del producto.

En el pasado, la principal prioridad de los fabricantes era crear el producto, dejando que terceros se ocuparan del servicio al cliente. Servitización en la industria es el proceso de ampliar las capacidades de una empresa para ofrecer una mayor experiencia para el consumidor final.

La servitización también crea nuevas opciones de facturación y financiación para los clientes, lo cual permite que los usuarios de servicios conviertan su CAPEX en OPEX y hace posible que empresas más pequeñas compitan con grandes organizaciones al no tener que hacer grandes inversiones iniciales para competir.

Para los fabricantes, la servitización ofrece una serie de beneficios financieros, lo que supone una mayor participación en los gastos del consumidor, la obtención de contratos a largo plazo y la previsión de un flujo de caja constante.

La mayoría de estas empresas ofrecen actualmente servicios de nivel intermedio como, por ejemplo, reparación de productos, control de estado, servicios in situ y atención al cliente. Poco menos de la mitad también proporcionan servitización avanzada: servicios complementarios como pago por uso, gestión de flotas, contratos de disponibilidad y soluciones integradas.

La servitización abarca un espectro muy amplio. Comienza con los fabricantes de máquina-herramienta que venden maquinaria junto con contratos de servicios. Sin embargo, los fabricantes pueden obtener beneficios si consideran las implicaciones de la servitización desde un punto de vista más amplio, junto con las repercusiones en los productos y los precios.

La servitización implica asumir riesgos y nuevas funciones, pero a cambio ofrece grandes beneficios para aquellas empresas que han decidido migrar su modelo de negocio de uno centrado en productos a uno en servicios, encontrado una manera de incrementar sus ingresos, desarrollar relaciones a largo plazo con sus clientes y proteger su negocio de manera efectiva frente a sus competidores.

Sin duda, la servitización es una estrategia que está cambiando la forma de hacer negocios para las empresas de fabricación, y si tu empresa se está enfrentando a dificultades al tener que competir con productos de bajo coste, quizá sea el momento de implementarla.

 

Si deseas más información, no dudes en contactar con nosotros.

Estaremos encantados de atenderte.